Skip to content

Primera temporada de ‘Breaking bad’: volverse malo para sentirse vivo

13/10/2013

“Tú conoces el negocio y yo conozco la química” (Walter a su socio Jesse)

Ve el tráiler aquí.

Ahora que ya ha terminado, todo el mundo ha oído hablar de Breaking bad. Aunque no empezó como una serie de masas —en EEUU se emite en AMC, un canal de pago— con el paso de las temporadas y el boca a boca, Breaking bad se ha convertido en todo un fenómeno. Crítica y público se han puesto de acuerdo en que se trata de un producto totalmente diferente, que enseña un mundo hasta ahora desterrado de las series de televisión: las drogas. Así, el espectador se adentra en un universo crudo y realista y asiste al inicio de la transformación de un hombre que saca lo peor de sí mismo —o lo mejor, según se mire— para ayudar a su familia. La huelga de guionistas que paralizó el sector audiovisual estadounidense en 2007 obligó a recortar esta primera tanda de Breaking bad a solo siete capítulos. No importa: es una temporada corta pero muy intensa y abre la que probablemente sea una de las mejores series de la década.

El planteamiento es, cuanto menos, chocante: Walter White, un profesor de instituto, es diagnosticado con cáncer de pulmón y decide utilizar sus conocimientos sobre química para producir metanfetamina y así dejar a dinero a su familia para que puedan subsistir cuando él muera. Para ello se alía con Jesse Pinkman, uno de sus antiguos alumnos que ya tenía una vaga experiencia como traficante. La historia se complica para Walt si tenemos en cuenta que su cuñado es agente de la DEA (en español, Administración de Cumplimiento de Leyes sobre Drogas), su mujer está a punto de dar a luz y su hijo adolescente sufre una parálisis cerebral.

Walt, en la piscina de su casa, al darse cuenta de que su mundo está a punto de desmoronarse

Walt, en la piscina de su casa, al darse cuenta de que su mundo está a punto de desmoronarse

Pero Breaking bad es mucho más que eso. Es la historia de Walter, un hombre que decide dar un giro radical a su vida y a su propia personalidad. De ser alguien anodino, cobarde e incluso absurdo pasa a ser un traficante de drogas que se enfrenta a todo el que se le pone por delante para proteger a su familia y a su negocio. En esta primera temporada, vemos como Walt cambia su mentalidad y su escala de valores y se transforma en un hombre valiente, un hombre que comienza a sentirse vivo tras haber pasado toda su existencia en un segundo plano. Esta mutación hace que el espectador empatice con el protagonista a medida que pasan los capítulos, hasta que llega a convertirse en un auténtico héroe. Un héroe de cabeza rapada, sombrero y gafas de sol. Ha nacido Heisenberg.

Walt ha iniciado su metamorfosis. Ha dejado de ser un don nadie para convertirse en un héroe

Walt ha iniciado su metamorfosis. Ha dejado de ser un don nadie para convertirse en un héroe

En cambio, tanto Skyler, su mujer, como Walter Junior llegan a resultar odiosos porque dificultan la tarea de Walt, quien en realidad solo quiere ayudarles aunque ellos no lo sepan. Hank, su cuñado, pone el toque de humor negro y de crítica a las costumbres norteamericanas con frases verdaderamente memorables. Quizá sea Marie, la hermana de Skyler, el personaje más desdibujado de la serie —aunque ya apunta maneras— y su cleptomanía parezca metida con calzador. Si bien todos los actores rayan un buen nivel, Bryan Cranston borda el papel de Walter White y transmite la sensación de ser un hombre desesperado que se lo juega todo en cada una de las decisiones que toma.

Aunque al principio Walt no quiere, su familia le convence para someterse a la quimioterapia

Aunque al principio Walt no quiere, su familia le convence para someterse a la quimioterapia

Pero sin lugar a dudas, la relación estrella de Breaking bad es la que forman Walt y Jesse. Ambos se embarcan en el negocio de la venta de cristal como socios, aunque en realidad solo son un maestro y su alumno que aprenden el uno del otro. Sus personalidades opuestas se complementan y ya en esta primera tanda de la serie comienzan a forjar una extraña relación de amistad. En contraposición a Walt, Jesse es un personaje que resulta simpático desde el principio, si bien no esconde su cobardía y siempre es el señor White quien acaba llevando las riendas de sus negocios.

Jesse y Walt se limpian después de deshacerse de los restos de sus primeros enemigos

Jesse y Walt se limpian después de deshacerse de los restos de sus primeros enemigos

A lo largo de los primeros siete episodios, la trama avanza lenta pero atando bien los hilos de cara a la siguiente temporada. Breaking bad no es una serie de acción ni de grandes artificios, aunque ya despuntan algunas escenas espectaculares, casi todas protagonizadas por Walt. Tampoco es una historia que requiera de tramas secundarias, dejando que sea el protagonista quien lleva el peso de la serie. No hay lugar para el relleno ni la sensiblería gratuita, estamos delante de un producto visceral y realista, si bien el argumento no puede ser más ficticio.

Para 'cocinar', los socios se esconden en el desierto en una caravana

Para ‘cocinar’, los socios se esconden en el desierto en una caravana

A nivel técnico, Breaking bad simplemente roza la excelencia. Los planos son lentos y muy trabajados, dando la sensación de estar ante una gran película dividida en capítulos. Hay muchos diálogos, sí, pero la maestría de los guiones no deja lugar para el aburrimiento en ningún momento. Una banda sonora acertadísima y un doblaje al español más convincente de lo habitual dejan claro que ésta es una serie de gran factura, de las que en España no sabríamos hacer. A todo ello le rodea una atmósfera perfecta. Albuquerque crea un ambiente delicioso con su desierto, sus suburbios y con la clásica decadencia sureña.

Walt está dispuesto a enfrentarse a quien se le ponga por delante

Walt está dispuesto a enfrentarse a quien se le ponga por delante

Ha nacido una gran serie, y su primera temporada es tan solo el aperitivo de lo que está por venir. Todos los elementos juegan a su favor: actores creíbles, historia interesante, calidad técnica y artística. Pero por encima de todo, destacan sus personajes; a priori desagradables, pero entrañables en el fondo, acaban atrapando al espectador en el mundo de drogas de Nuevo México. Cranston ha iniciado el periplo del que probablemente será uno de los papeles de su vida. A través de una historia muy singular, vemos a un hombre que es capaz de cambiarlo todo por su familia, un hombre que a pesar de estar en las últimas se siente más vivo que nunca. Estamos deseando acompañar a Walt en su descenso a los infiernos.

VALORACIÓN

Lo peor:

  • Al principio, el argumento puede parecer demasiado extraño. No estamos acostumbrados a una serie así.
  • El inicio es lento y tarda en coger ritmo.
  • Al final de la temporada, la trama de Marie y su cleptomanía parece impostada.
  • Algunos de sus personajes resultan deliberadamente insoportables para el espectador, sobre todo Skyler.
  • La primera temporada puede parecer corta por el recorte de capítulos al que obligó la huelga de guionistas.

Lo mejor:

  • Es una serie totalmente diferente que provoca verdadera adicción.
  • Trata con crudeza una temática tabú en las series: el mercado de la droga.
  • Los actores cumplen sobradamente su papel, aunque Bryan Cranston como Walter White eclipsa a todos.
  • Resulta muy interesante ver la transformación de un hombre que lo da todo por su familia.
  • La relación entre Walt y Jesse.
  • Gran factura técnica. Planos cuidados, banda sonora deliciosa, guiones muy trabajados y un doblaje que no chirría. Es una serie de calidad.
  • La decadencia de Albuquerque, escenario que se convierte en un personaje más de la serie.
  • La historia va in crescendo en los primeros siete capítulos y deja claro que lo que está por venir será todavía mejor.
  • El perfecto toque de humor negro en muchos de sus diálogos y situaciones.
  • Prácticamente no hay tramas ni personajes de relleno. Lo que hay es lo que importa.
  • Algunas escenas épicas, como la de cierta explosión.

NOTA: 8,5/10

GALERÍA

INFORMACIÓN RELACIONADA

Ficha técnica de Breaking bad (filmaffinity.com)

Breaking bad también tendrá segunda temporada (vayatele.com)

Breaking bad, droga pura (diarioinformacion.com)

“Siento el final de la serie como si me despidiera de una parte de mi vida” (elpais.com)

Bryan Cranston, de la serie Breaking bad: “Yo sería un criminal horrible” (20minutos.es)

Se acabó el drama: Breaking bad renovada (lashorasperdidas.com)

Hollywood bulle en la pequeña pantalla (elpais.com)

|Sergio Abellán

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: